TRABAJANDO POR UNA COLOMBIA DISTINTA

La historia de mi familia es la historia de millones de familias colombianas. Mis padres tuvieron que enfrentar muchas dificultades y jamás dejaron de soñar con un mejor futuro para sus hijos. Ellos me inculcaron el valor de luchar por ideas e ideales. Me enseñaron que la educación y el esfuerzo individual son motor de progreso. De mis padres aprendí que sólo con valores podemos ser mejores personas y aportar a la comunidad. Mi familia me enseñó que no podemos ser conformistas. Que debemos pensar en grande y que es nuestro deber es trabajar por construir un mejor país.

Nuestra pasada campaña presidencial recibió el apoyo de millones de colombianos que saben que nuestra causas es su bienestar. Desde nuestra tarea de oposición los intereses de los colombianos siguen siendo el eje de nuestro trabajo.

COHESIÓN SOCIAL: Un país con equidad y oportunidades para todos.

El reto más importante que tenemos como país está en construir una verdadera sociedad de oportunidades; por eso es necesario asegurar las bases sólidas de una verdadera transformación social en Colombia.

Para alcanzarlo debemos asegurar el acceso universal a  educación y  salud de calidad para garantizar que nuestras redes de apoyo social atiendan eficazmente a los más pobres y tengamos en la protección de los derechos de nuestros niños, la base fundamental de nuestra política social.

SEGURIDAD DEMOCRÁTICA: Para volver a vivir tranquilos.

De la mano de las fuerzas militares y de policía, con la colaboración de los ciudadanos, y con todo el empeño se recupera la seguridad en el campo y en las ciudades. Los índices de violencia e inseguridad han regresado a niveles preocupantes, por lo que nuestro esfuerzo está en lograr que cada ciudadano de Colombia tenga tranquilidad donde se encuentre.

La paz que tanto anhelamos como sociedad se construye con justicia y con seguridad.

La paz debe ser duradera y justa para los colombianos.

CONFIANZA INVERSIONISTA: Una economía sólida y llena de confianza para la inversión.

Es indispensable reactivar el campo, la industria, el comercio y la producción nacional para generar empleos bien remunerados y de calidad.

Lo ideal para el país es crecer al 6% anual y que el impacto de este crecimiento se refleje en beneficios sociales para todos los colombianos, sobre todo en las regiones.

ESTADO AUSTERO, EFICIENTE Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

La administración pública debe estar caracterizada por hacer uso eficiente de sus recursos. El presupuesto público siempre debe estar orientado a suplir las necesidades de la población, y no al servicio de intereses particulares.

Las relaciones exteriores son un motor de desarrollo en todos los ámbitos. La política exterior debe buscar integrar a Colombia en el contexto internacional y posicionar su liderazgo en la defensa de los valores democráticos. Debemos tener una relación sincera y cercana con nuestros vecinos, pero a partir de la claridad en la defensa de los principios democráticos.

Debemos también asegurar que el servicio exterior provea apoyo real a los millones de colombianos que residen fuera de nuestro país. Ellos llevan la patria consigo y deben contar con acompañamiento eficaz del Estado en sus lugares de residencia en el exterior.